JAMAS ESTARE SOLO

  • Debo tener una pasión de ver más de lo que conozco y más de lo que ya tengo de Dios.
  • Tendré presente siempre que Dios está en todas partes, simultáneamente y en todo momento.
  • La presencia de Dios también se manifestará cuando sienta una fuerte sensación y conciencia de que el está conmigo.
  • La presencia de Dios la puedo sentir más y mejor cuando me humillo a El. 2 Cro. 7:14.
  • La presencia de Dios la puedo experimentar más y mejor a través de Jesucristo.
  • La presencia de Dios la puedo experimentar si oro constantemente.
  • Dios quiere que vaya más allá a un grado de ternura y devoción hacia El.
  • Dios está en todo lugar; pero no dirige su rostro y su favor a todo lugar, por eso buscaré su mirada. Buscaré el rostro de Dios y su mirada.
  • Su mirada es el amor que tiene Dios hacia mi, su rostro… lo buscaré.
  • Para buscar a Dios mi corazón debe quebrantarse de una forma sencilla, confiadamente en Dios, libre de orgullo, limpio, con un corazón para con Dios.
  • Sencillamente la Presencia de Dios en mí es Jesucristo y el Espíritu Santo.
  • Creceré y estrecharé mi relación con Dios no importa cuánto me cueste.
  • Caminaré confiadamente en la frescura de lo que Dios tiene para mí cada día de mi vida.
  • La intimidad con Dios requiere pureza.
  • Para que cumplamos con la visión de tu vida es necesario tener intimidad con Dios.
  • Aprenderé el arte del compromiso con Dios.
  • Dejaré de buscar a Dios a mi propia manera, El quiere que lo busque a la manera de El. Pero sí me es lícito que lo busque usando mi estilo propio de acuerdo a cómo El me creó.
  • La mejor manera de buscar a Dios es leyendo y creyendo la Biblia.
  • No entraré en la presencia de Dios en busca de sensacionalismo nada más.
  • Nada es tan valioso y digno de conservar si me impide estar con Dios
  • Buscaré a Dios de manera que El tenga el control absoluto de mi vida. Ezequiel 47:1-5, 9, 12. Ap. 3:20
  • Nunca buscaré la bendición, buscaré al bendecidor
  • Si continuo con mi demanda de buscar a Dios la presencias de Dios irá conmigo y me dará descanso. Ex. 33:12-15
  • Oraré apasionadamente.
  • Dios no me dejará frustrado si lo busco lo encontrarás y El hará cosas por mi que no hará por nadie más.
  • La soledad es no ser consiente de aquel que está en nosotros en todas partes. Sal 56:3