No puede el mundo ser mi hogar

Señor recuérdame cuán breve es mi tiempo sobre la tierra.
Recuérdame que mis días están contados y que mi vida se acaba.
Salmo 39:4

Estoy de paso en este mundo.
Salmo 119:19


Así que no nos fijemos en lo visible sino en lo invisible, ya que lo que se ve
es pasajero, mientras lo que no se ve es eterno.
2 Corintios 4:18


  • Fui diseñado para vivir en un lugar mucho mejor que la tierra.
  • La tierra es sólo mi apartamento temporal. Sal. 119:19.
  • Esta vida comparada con la eternidad es extremadamente breve. Sal. 39:4; Job 8:9.
  • Mi patria será el cielo. Fil. 3:19-20.
  • Seré embajador de Cristo. 2 Cor. 5:20.
  • Requeriré de fe no de dinero para vivir en la tierra como un extranjero. 1 Pedro 1:17.
  • No me dejaré llevar por diversiones, entretenimientos, nuevas experiencias, gustos, etc. 1 Cor. 7:31; 1 pedro 2:11; Santiago 4:4; Hechos 11;13, 16.
  • No necesitaré tener éxito en este mundo porque este mundo ya está vencido. Jn. 16:33.
  • Cuando ande con el Señor estaré desfasado con el mundo. Rom. 12:2