Viviré por siempre

Dios a plantado eternidad en el corazón de los hombres.
Eclesiastés 3:11 (BAD)


El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace
la voluntad de Dios permanece para siempre.
1 Juan 2:17 (NVI)

  • La vida para mí será mucho más que vivir el momento, pues esta vida no lo es todo. Fil. 3:7.
  • La tierra será mi la escuela primaria para lo que seré en la eternidad. 2 Cor. 5:6.
  • Mi cuerpo terrenal es una residencia temporal para mi espíritu. 2 Cor. 5:1; 2 Cor. 5:6.
  • Viviré por siempre a partir de que he aceptado su amor. 1 Cor. 2:9; 2 Cor. 5:6.
  • Seré viviré diferente al mundo
  • Haré prioridades y me concentraré en lo eterno. Sal. 33:11.
  • Las relaciones y el carácter para mí serán más importantes que la fama, fortuna y logros. Hebreos 13:4, Ecles. 2:1-14; Ec. 7:2.
  • No puede el mundo ser mi hogar. Mt. 25:34.
  • El tiempo de Dios para mi siempre será el correcto. Gal. 4:4
  • Me convenceré de que si vivo para Dios dejaré un legado verdadero. 1 Samuel 3:10.