Pensando bien

red check
" 6 Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
7 Y la paz de dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en cristo Jesús."
Filipenses 4: 6-7 (RVR 95)


Malos pensamientos

La palabra angustia proviene del griego "Merimnao" que es estar distraído o tener mente vacilante.

Los malos pensamientos vienen cuando pienso mal de mí mismo y de mis circunstancias:
  • Pensamientos de incapacidad: el temor a fallar.
  • Pensamientos de menosprecio: tener una baja autoestima, creerse que no vale para nada.
  • pensamientos de superioridad: una elevada aotoestima, creerse más que los demás.
Pensar mal acerca de las persona:
  • Envidias: justificar negativamente el éxito de otros puede crear envidia, celos y rencores.
  • Chisme: escuchar chismes sobre personas puede crear especulaciones, noticias ficticias, exagerar los hechos, nos puede conducir a crear pensamientos que no son sanos en nuestra mente.
  • Malos deseos: son producidos por los pleitos, rencores, enemistades.
pensar mal acerca de Dios:
  • Dios no me ama: soy muy malo, soy un pecador
  • Dios no tiene poder: creer que Dios no puede cambiar a una persona, se puede escuchar en frases como Dios no me puede cambiar.
  • Dios es injusto: Dios permitió que yo sufriera, Dios
¿Cómo puedo pensar bien?

  • Disponer mi corazón a pensar como Dios
  • Orando por todo, ansioso por nada.
  • peticiones, ruegos, acción de gracias.
  • Llenar mi mente con la Palabra de Dios.
  • Pasar a prueba los pensamientos a través de la palabra de Dios: todo lo verdadesro, honorable, justo, puro, amable, buen nombre, ¿hay algo de virtud, algo que merece alabanza?.

" 8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo es digno de alabanza, en esto pensad.
9 lo que aprendiste, recibisteis, oísteis y visteis de mí, esto haced; y el Dios de Paz estará con vosotros". Filipenses 4:8-9 RVR 95


La alegría de pensar bien

Dios protege nuestro corazón y nosotros debemos proteger nuestros pensamientos, debemos alimentar nuestra mente de forma saludable, pensar bien es una decisión. El resultado que obtendremos será que La paz de Dios estará con nosotros. Además, Dios nos ha dado su Espirítu para que pensemos como El piensa.