¿Qué pasa cuando aceptas a Jesucristo como el Señor de tu vida?

Photobucket

Jesucristo es El Señor

Jesucristo es El Salvador del mundo aunque no todos quieran aceptarlo en su corazón. Jesucristo es el Señor de todos aunque no todos quieran aceptar su señorío absoluto.
Si bien es cierto que recibir a Jesucristo como Tu Salvador te hará Hijo de Dios, no necesariamente es recibirlo como Tu Señor.

Según las estadísticas, los cristianos toman la decisión de invitar a Jesucristo a ser El Señor de sus vidas después de 3 a 15 años, también puede ser que ellos vivan toda una vida sin hacer de Jesús el Señor de sus vidas. Por ejemplo: Lot en Antiguo Testamento, Ananías y los de Hebreos 5: 12-14 en el Nuevo Testamento.

Pero una cosa es cierta; habrá el dí en que todos los seres creados van a tener que reconocerlo como El Señor (Filipenses 2: 9-11).

Mi deseo es que aceptes a Jesús como Tu Salvador, mi deber es invitarte a que lo aceptes como El Señor de tu vida. Como verás, lo que realmente quiere Dios es que lo aceptes como Tu Salvador y Tu Señor. Si Jesucristo es tu Salvador ya eres salvo pero tu deber y responsabilidad es tomar la decisión de que te sometas a su señorío.


¿Qué pasa cuando aceptas a Jesucristo como el Señor de tu vida?



1) Conocerle a El se convierte en la prioridad constante de tu vida.
Salmos 27: 8, 4
  • Tiempo Devocional
  • Lectura de la Biblia
  • estudio de la Palabra

2) Conocer su voluntad y vivir de acuerdo a ella se convierte en la guía para tu vida.
salmos 119: 10-12
  • Buscar consejo bíblico
  • Tomar buenas decisiones
  • Sabiduría para la vida

3) Tu familia es la relación a edificar y cuidar más importante de tu vida.
1 Timoteo 5:8
  • Servir y obedecer a tus Padres
  • Ser cariñoso y comprensivo con tu esposa
  • Ser de ayuda idónea a tu esposo
  • Enseñar a tus hijos los principios de Dios

4) Creces en carácter y tu anhelo más grande es ser como Jesucristo.
Mateo 5: 48, 1 Co. 11:1
  • Desarrollar un carácter como el de Jesús
  • Una vida de santidad
5) Predicar el evangelio es el mayor reto de tu vida.
Mateo 28: 19- 20
  • Compartir el evangelio
  • Llevar personas a tu iglesia o grupo
  • Hacer discípulos para Jesucristo
6) Servir en la iglesia es el deseo de tu vida.
Hebreos 6: 10, Tito 3: 8, 14
  • Servir en un ministerio de servicio a la comunidad
  • servir en un ministerio de servicio a la iglesia

¿Ya has tomado la decisión ?

Habiendo aceptado a jesucristo como mi Señor y Salvador personal, ahora comprendo que él tiene los mejores planes para mi vida. Hoy después de conocer los frutos de una vida entregada a Jesucristo, decido someterme a él como el Señor de mi vida.