Sabiduría para gobernar

El presidente de un país gobernó de manera un tanto mediocre y desornada. Está claro que se olvidó de Dios en todos sus asuntos.

Ocurrió que un día este gobernante decidió insytalar una nueva urna de papeletas en el sistema de votación. El consideraba que esto era democrático.
Un grupo opositor expresó su miedo ante una posible reelcción presidencial. El líder de este grupo opositor decidió realizar un golpe de Estado militar derrocando a la fuerza al presidente democráticamente electo sin medir las consecuencias y condenas graves que este acto traería.

Despues de lo ocurrido los países del area ofrecen resolver el conflicto. Muy unánimamente piden dehacer ese golpe de estado y Restituir al presidente derrocado. Esta es la posición más sabia que existe en este mar de locura, engaño, avaricia y ambición de poder.

Relamente es muy triste ver como a nuestros gobernantes les hace falta sabiduría para dirigir una nación. Es totalmente evidente el sufrimietno que atraviesa nuestro país, manifestándose en pobreza, ignorancia, división, incertidumbre, hambre, enfermedades, miseria, delincuencia, muertes, agresiones, etc. Cuando los gobernantes están alejados de Dios, sencillamente el pueblo sufre.

" Cuando los justos dominan, el pueblo se alegra;
mas cuando domina el impío, el pueblo gime."
Proverbio 29: 2

Sólo Dios está facultado para juzgar a esos gobernantes, nosotros no podemos.

Sin embargo, la Biblia da salida a toda situación de conflicto, y dice:

" Donde No hay dirección sabia, caerá el pueblo;
mas en la multitud de consejos hay seguridad."

Ante esta situación del golpe de estado la Biblia nos predice que el país irá rumbo a la ruina sino buscamos un consejo sabio.

Los países vecinos del area ofrecen un consejo, hay que considerar la madurez y la experiencia de estos consejeros en el tema. Es un consejo no muy complaciente, pero si el más acertado.

Nosotros como humanos, por la dureza de nuestros corazones no pedimos consejos, y cuando lo hacemos no nos gusta seguirlo. Somo sabios en nuestra propia opinión.

Buscar un consejo acertado de personas más sabias y expertas que nosotros es una manera más de agradar a Dios. Dios siempre nos dará una salida a los problemas que enfrentamos en nuestra vida.

¿Cómo salir de un golpe de Estado?
Sencillamente con sabiduría, sino la hay se le pide a Dios.

GOBERNAR ES USAR EL PODER DE LA SABIDURIA, NO SABER USAR EL PODER