Nuestro Mismo Destino

Que bueno que el destino nos puso a los dos
en el mismo camino, y fue una bendición
habernos conocido. Ahora tu y yo nos amaremos
por siempre con inmenso cariño.

De ahora en adelante, siempre andaremos juntos
y adonde quieras que tu estés, también estaré yo,
para hacer que este amor crezca cada día más y más,
y así no permitir que nada en la vida nos separe jamás.

Con tus tiernas caricia
y el calor de tus brazos,
lo dulce de tus besos
y esos bellos ojazos
que brillan como estrellas,
ninguna otra cosa podría ser más bella.

Tratemos de andar siempre
por el mismo camino,
y no olvidar jamás
cuando nos conocimos,
y así hacer que este
Amor sea
para toda la vida
Nuestro Mismo Destino.

             Rubén Martinez