Las Tarjetas de Credito son Buenas o Malas




La Tarjetas de credito es buena o mala. Son buenas si se usan como medio de pago. la tarjeta de credito puede resultar cómoda, segura, te brinda reportes de tus gastos.   La Economia,  La contabilidad, las Finanzas y la Matemáticas son ciencias. Dios nos ha dado un cerebro para pensar de antemano la forma en que administramos nuestra vida cotidiana. Por ejemplo si no trabajas y adquieren una deuda es obvio que te vas a hundir y no podrás pagar esa deuda. O si gastas más de lo que ganas tendrás problemas y no lo digo yo sino las matemáticas. O simplemente no te gusta pagar tus deudas lo que ganaras es que cierres las puertas para todo crédito. Las tarjetas No son solo plásticos es el dinero anticipado que tu ganaras en un periodo corto de tiempo y que lo puedes gastar para que lo disfrutes.

He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios le ha dado; porque esta es su parte. Asimismo, a todo hombre a quien Dios da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios. Ecl. 5:18-19.

El problemas esta cuando No Pagas. Ya no son ni plásticos ni dinero anticipado. Las tarjetas se convierten en deudas, en problemas, dolores de cabeza, causa de insomnio. 

Proverbios 22:7  Serás el esclavo de la persona que te ha prestado dinero.

A Dios lo que le importa es tu Corazón. No pongas tu corazón en el dinero ni tampoco tu confianza porque ahí comenzarán todos tus problemas. Tomate tu tiempo, se prudente, tranquilo medita que hay en tu corazón y te darás cuenta que el desear tener cosas materiales, estatus, ego, avaricia, etc. fueron la causa de tu caída.

Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero 1 Tim. 6:8-10.
Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. Lucas 12:15.


Las tarjetas de crédito se convierten en engaño. Busca tus armas y prepárate. Lee la Biblia, Ora y confía solo en Dios. 
 
…Codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición…porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe… 1 Tim. 6:9
Pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa. Marcos 4:19.


No eres el único que le ha pasado, no eres mala persona. Quienes crees que son los que más usan las tarjetas de crédito? Los Pobres, los que no tenemos dinero. 
 
Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman? Pero vosotros habéis afrentado al pobre… San. 2:5-6

A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. 1 Tim. 6:17.

Dios usa las finanzas para enseñarnos a confiar en Él. Después que no pudiste pagar esa deuda es obvio que el señor quiere enseñarte a confiar en él, algo paso que caíste en una especie de agujero que tu sientes que no puedes salir. Pero Dios así lo quiso para enseñarte a que crezcas y que confíes en el. Te dirán muchas personas que eres irresponsable, y si eres cristiano te dirán muchas cosas que tal vez te hagan sentirte mal. No te avergüences porque a Dios solo le interesa tu crecimiento espiritual. Así que paga tu deuda dale a Dios lo que es de Dios y a cesar lo de cesar. Hasta que salgas de esa deuda comenzara algo nuevo en tu vida. 
 
Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. Rom. 5:3-5.

Hermano(a), hay un banco que te quiere prestar sin intereses y te está pidiendo que solicites ahora mismo tu crédito. Es el Banco Celestial. 
 
Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. Juan 15:7.